EN VIVO otra mañana / Daniel Toledo, Gustavo Altamirano

Mundo

Martes 10 de Noviembre de 2020

ESTADOS UNIDOS

Atrincherado en la Casa Blanca, Trump insiste con la teoría del fraude

El presidente bloquea la transición con el demócrata Joe Biden. Quedan 71 días hasta la jura del demócrata.


Una semana después de las elecciones en Estados Unidos, el presidente Donald Trump no admite su derrota frente al demócrata Joe Biden: atrincherado en la Casa Blanca, sigue reclamando su triunfo en las redes y bloquea el proceso de transición.

“¡Ganaremos!”, tuiteó el martes en mayúsculas el presidente republicano, agregando: “Estamos progresando mucho. Los resultados comienzan a llegar la próxima semana. ¡Hagamos a Estados Unidos grande otra vez!”.

En una decisión sin precedentes en un presidente estadounidense, Trump está disputando una elección perdida, negándose a ceder ante su oponente y presentando impugnaciones judiciales sin pruebas.

Varios pleitos fueron desestimados casi de inmediato y el resto no tiene prácticamente ninguna posibilidad de anular las victorias magras pero convincentes de Biden en varios estados.

Pero el intento de Trump de aferrarse al poder consume al magnate, quien suele burlarse públicamente de sus rivales como “perdedores”.

Desde la jornada electoral del 3 de noviembre, hizo muy pocas apariciones públicas y parece haber dejado de lado los deberes presidenciales.

Sus únicas actividades conocidas fuera de la Casa Blanca fueron jugar al golf dos veces en el fin de semana, después de que Biden fuera declarado ganador.

Las reuniones confidenciales de inteligencia, de rutina para un presidente, estuvieron fuera de la agenda diaria. Tampoco mencionó el dramático repunte de la pandemia de covid-19 en todo el país, cuando Joe Biden le pidió a la gente que use tapabocas.

Sus conferencias de prensa, entrevistas con la cadena Fox News o sesiones improvisadas de preguntas y respuestas con periodistas en la Casa Blanca, que alguna vez fueron casi diarias, desaparecieron, quizás por miedo a que los canales de TV lo vuelvan a sacar del aire.

En lugar de eso, Trump pasó gran parte de su tiempo tuiteando, principalmente sobre sus afirmaciones de que le robaron la elección.

La única acción presidencial significativa de Trump fue el despido abrupto del secretario de Defensa, Mark Esper, el lunes, también por Twitter.

Donald Trump intenta hacer suya la vacuna

Además, aprovechó la noticia sobre la vacuna de Pfizer para atribuirse el éxito de este avance. Aunque Pfizer y el Gobierno de Trump firmaron un contrato para la futura compra de 100 millones de dosis de la vacunas por 1.950 millones de dólares, la farmacéutica no recibió financiación pública para desarrollarla.

No obstante, Trump argumenta que él “vaticinó” que iban a disponer de esta vacuna a finales de 2020 y que nadie le creía, algo que tampoco parece estar claro porque no hay fechas concretas para que se empiece a utilizar.

“Solo gracias al presidente Trump, vamos a tener una vacuna para fin de año”. Ronny Jackson, congresista electo de Texas", escribió citando a un político republicano y otras personalidades en varios tuits.

La transición en EEUU, bloqueada

Hace exactamente cuatro años este martes, Trump acababa de obtener su sorpresiva victoria sobre Hillary Clinton y recorría la Casa Blanca por primera vez como invitado del saliente presidente demócrata Barack Obama.

Esa cortesía hacia los presidentes electos es una vieja tradición, que destaca el respeto casi sagrado de la nación por la transferencia pacífica del poder.

Trump, quien asumió el cargo con la promesa de cambiar las instituciones y lo que llamó “un Estado profundo” que según él opera en las sombras, ahora está rompiendo otra costumbre muy arraigada.

No solo no invitó a Biden a la Oficina Oval, sino que está bloqueando el acceso del demócrata a las instalaciones y la financiación previstas por ley para ayudar al líder entrante a interiorizarse del gobierno.

Estos recursos y fondos para la transición están controlados por la directora de la Administración de Servicios Generales, Emily Murphy, quien fue nombrada por Trump.

Biden, quien ganó con un número récord de votos pero reconoce que casi la mitad del electorado respaldó a Trump, parece estar optando por ignorar el caos.

Sin mencionar a Trump, Biden ya instaló un grupo de trabajo para abordar la pandemia, promesa central de su campaña, y el martes preveía pronunciar un discurso sobre el destino del plan de atención médica de la era Obama, que Trump pidió a la Corte Suprema que desmantele.

Los republicanos respaldan a Trump

El expresidente George W. Bush, el único expresidente republicano vivo, felicitó a Biden por su victoria, pero es un caso atípico en un partido dominado por el aún muy popular Trump.

El lunes, el líder republicano en el Congreso, el senador Mitch McConnell, dijo que Trump estaba “100% en su derecho” de recurrir a los tribunales.

Pero ninguna de las demandas parece tener el potencial de cambiar el resultado de la votación, e incluso un recuento previsto en Georgia, un estado en el que Biden ganó por escaso margen, o en cualquier otro lugar, es poco probable que cambie las matemáticas fundamentales.

Trump agregó sin embargo una nueva arma potencial a su cruzada contra los resultados el lunes, cuando su fiscal general, Bill Barr, acordó autorizar investigaciones sobre “acusaciones específicas” de fraude.

Barr advirtió empero que “las afirmaciones engañosas, especulativas, fantasiosas o inverosímiles no deberían ser una base para iniciar investigaciones federales”. Pero su inusual intervención en la disputa generó preocupaciones de que Trump no cederá en sus esfuerzos.

El principal fiscal de delitos electorales del Departamento de Justicia, Richard Pilger, renunció en protesta.

Todavía quedan 71 días hasta la investidura de Biden, el 20 de enero.

TEMAS RELACIONADOS

Donal Trump Estados Unidos

COMENTAR ESTA NOTA

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Por favor, ingrese los caracteres de la imagen

SERVICIOS

Feriados Cronograma de Pagos Pronóstico Horóscopo Clasificados Números Útiles


espectaculos

Claudia Villafañe es la gran campeona de MasterChef Celebrity

Claudia Villafañe es la gran campeona de MasterChef Celebrity

La ex esposa de Diego Maradona se consagró como la ganadora del reality culinario de Telefe frente a Analía Franchín.

Dyhzy respondió a las acusaciones que lo vinculaban a una fiesta clandestina

Dyhzy respondió a las acusaciones que lo vinculaban a una fiesta clandestina

El hijo del presidente Alberto Fernández aclaró que el evento en el que trabajó de DJ estaba habilitado. “A la ...



CONECTANDO CON FACEBOOK

Radio Sudamericana